PASIÓN

Es el más alto nivel de motivación personal, la pasión que sientas para realizar algo en tu vida, te hará vencer obstáculos, romper barreras y alcanzar lo que te has propuesto. Hace algún tiempo leí en un libro de Keith J. Leenhouts una historia que me conmovió y la quiero compartir.

Un joven practicaba fútbol, por su escasa habilidad no jugaba más que ocasionalmente en los partidos regulares. Durante cuatro años este leal y dedicado joven nunca faltó a una práctica, el entrenador estaba profundamente impresionado por dos cosas: Por su lealtad y dedicación hacia su equipo y por la evidente devoción que sentía por su padre.
Image
Varias veces el entrenador los había visto riendo, charlando, mientras caminaban tomados del brazo. El entrenador nunca habló con el padre, ni le preguntó al joven sobre él. Unas noches antes del más importante partido de la temporada, el entrenador oyó llamar a su puerta, al abrir vio al joven,  en su rostro reflejaba una profunda tristeza. Con voz muy suave le dijo:

"Entrenador mi padre acaba de morir, necesito permiso para ausentarme de los entrenamientos, debo ir a casa".

El entrenador le expresó su sentir y le autorizó el permiso, y agregó, que no se sintiese comprometido para estar presente, en ese partido tan importante que se llevaría a cabo el sábado próximo. Estás disculpado si no vienes le dijo. Pero el viernes por la noche, el joven se presentó en la habitación del entrenador -Entrenador he vuelto y tengo una petición que hacerle- ¿Me permite iniciar el juego mañana? El entrenador trató de disuadir al joven por la importancia del partido, él necesitaba a los mejores jugadores pero este insistió por lo que le dijo que sí.

Esa noche el entrenador no pudo dormir, daba vueltas y vueltas en la cama preguntándose ¿Por qué le dije que sí? Corrían el riesgo de perder el partido, pero ya había hecho una promesa. Al día siguiente el joven estaba en el lugar que le correspondía, al recibir la pelota la abrazó con fuerza, esquivó la embestida y llegó a medio campo.

El entrenador estaba sorprendido, nunca había visto jugar al joven con esa habilidad. El paraba, interceptaba, impedía los pases, bloqueaba, corría, hizo de todo.  Al finalizar el partido, su equipo había ganado.

El entrenador buscó al joven en el vestuario,  le encontró sentado en un apartado rincón y le preguntó ¿Qué ocurrió? ¿Cómo pudiste jugar así? El joven levantó la vista y le contestó: ¡Mi padre era ciego! Este es el primer partido que me ha visto jugar.

Su padre había muerto y este joven le había dedicado ese partido con la firme convicción que él lo estaba viendo, puso pasión en el juego. Esa pasión que hace alcanzable lo inalcanzable, que da determinación para hacer realidad un sueño. Una persona con pasión y Fe es inquebrantable.

Bendiciones,
Marta Alicia de Martinez

FORMACIÓN ACADÉMICA



ACADEMIA DE MÚSICA

FORMACIÓN DE CARÁCTER

ACTIVIDADES RECREATIVAS